Guía Tomlins para sacar el máximo partido al mercado high yield en 2014

El mercado de high yield volvió a obtener unos resultados nada despreciables en el ejercicio 2013. El mercado estadounidense registró una rentabilidad del 7,4%, quedando ligeramente por detrás de Europa, con un 10,3%. La renta fija experimentó sólidas rentas, bajas tasas de impago y una ligera plusvalía, dado que una reducción de los diferenciales de crédito fue suficiente para superar la debilidad en los mercados de deuda pública. Una vez más, esto puso de manifiesto que los activos de high yield pueden ser una de las pocas clases de activos de renta fija capaces de generar rentabilidades positivas en un entorno de subidas de tipos de interés.

Sin embargo, la sombra de las matemáticas influye de forma notable en las perspectivas para el mercado en 2014. Seguimos pensando que será un año positivo para la rentabilidad total, aunque las expectativas apuntan a que se mantendrá en torno al 5%.

Por lo tanto, ¿cómo podemos intentar mejorar potencialmente esta rentabilidad y reducir la volatilidad en el mercado de high yield este año? He aquí cinco estrategias que podrían servir de ayuda:

  1. «Recoja el cupón y conserve su capital»: dado que se espera una rentabilidad inferior, pensamos que los cupones (o más bien las rentas) representarán el grueso de la rentabilidad este año. Por otra parte, con unos precios medios de la renta fija por encima del valor nominal, también resultará fundamental obtener protección frente a caídas y reducir la volatilidad del rendimiento sobre el capital.
  2. «Evite la duración»: una de las estrategias para reducir la volatilidad del rendimiento sobre el capital y proteger las carteras frente al riesgo de caídas consiste en reducir la exposición a la volatilidad en los mercados de deuda pública, es decir reducir la exposición a la duración de los tipos de interés.
  3. «Los financieros son tus amigos»: recientemente hemos sido mucho más optimistas con respecto a la posibilidad de que los valores de high yield del sector financiero mejoren sus resultados, especialmente en Europa. Todavía quedan numerosos problemas fundamentales por resolver. Sin embargo, en nuestra opinión, las valoraciones relativas y los rendimientos superiores que se obtienen al mantener una exposición a un sector que básicamente está reduciendo su apalancamiento y su nivel de riesgo resultan atractivos.
  4. «Aprenda a valorar la liquidez»: si observamos oportunidades de poner el capital a funcionar más adelante en el año, es importante que dispongamos de la liquidez necesaria para aprovecharlas. Estas oportunidades pueden ser en forma de un incremento de la volatilidad y una venta masiva o debido a la llegada precipitada de nuevas emisiones al mercado al mismo tiempo.
  5. «No soporte comisiones innecesarias»: el hecho de minimizar los costes de transacción innecesarios tendrá un impacto proporcionalmente elevado cuando las previsiones apunten a una debilitación de las rentabilidades. Realizar operaciones para intentar captar una subida del 10-15% es muy diferente a intentar captar una rentabilidad adicional del 1-2% cuando el coste de la transacción puede rondar los 50-100 pb.

Comentar el artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *