Frenos a la rentabilidad: ¿subirán inevitablemente los tipos de interés cuando acabe la QE?

Después del llamado “taper tantrum” de 2013, muchos analistas auguran que el catalizador de una venta agresiva de activos de renta fija podría ser el final de la expansión cuantitativa (QE) de la Reserva Federal de Estados Unidos previsto para finales de este año. En el último número de Panoramic Outlook, expongo un punto de vista diferente a esta idea generalmente aceptada, analizando una serie de dinámicas en los mercados de bonos que han sorprendido a los inversores durante este periodo de medidas extraordinarias en política monetaria. Subrayo especialmente lo que considero los principales tres “frenos a la rentabilidad” de los que los inversores deberían ser conscientes:

  • La fragilidad de la recuperación económica mundial y los altos niveles de deuda en la economía de Estados Unidos hacen que sea improbable que los tipos de interés vuelvan a los niveles previos a la crisis, lo que limita el potencial de pérdida de los bonos.
  • Existen potentes fuerzas deflacionarias estructurales que están contribuyendo a mantener la inflación baja.
  • Un factor técnico fuerte – la sobreabundancia del ahorro a nivel global – probablemente seguirá beneficiando a los activos de renta fija y lo mismo sucede con la firme demanda de los grandes fondos de pensiones y de los bancos centrales.

Teniendo en cuenta estos factores, es muy posible que los que esperan que cuando acabe el QE, las rentabilidades vuelvan a los niveles pre- crisis, se vean decepcionados. Estas fuerzas que perjudican la rentabilidad no sólo están en juego en el mercado del Tesoro de Estados Unidos, sino que podrían aplicarse fácilmente a los mercados de bonos europeos y del Reino Unido, y ofrece una lección útil sobre el camino que tomarán en el futuro las rentabilidades. Esta trayectoria repercutirá sobre el atractivo de otros activos de renta fija, como los bonos corporativos de grado inversión y high yield. Lo lógico es que el bajísimo nivel actual de tipos junto con  un entorno acomodaticio y estable para los bonos soberanos proporcionen una base sólida para los bonos corporativos, mientras los inversores continúan  buscando rentabilidades reales positivas para sus inversiones. Aquí se puede encontrar el análisis completo.

El valor de las inversiones fluctuará, por lo que el precio de los fondos puede subir o bajar, y es posible que no recupere la inversión inicial.

Categorizado como: tipos de interés
Etiquetado:

Comentar el artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *