Las consecuencias imprevistas del Mundo de Tipos Negativos, 2ª parte y puesta al día.

A comienzos de abril escribí sobre algunas consecuencias imprevistas de la política de tipos de interés negativos de los bancos centrales. También prometí actualizar el blog a medida que detectáramos nuevas implicaciones interesantes, y pedí a los lectores que nos enviaran ejemplos. Nuestro agradecimiento a todos aquellos que se pusieron en contacto con nosotros. A continuación repasaremos más cosas interesantes que ocurren cuando se elimina el límite cero de los tipos de interés, que también vincularemos al pensamiento teórico sobre dicho escenario.

  1. En la entrada previa temíamos que los bancos fueran incapaces de repercutir los tipos negativos a los depositantes (por temor a la fuga de depósitos), lo cual les impediría aplicar menores intereses a los prestatarios y supondría que la actividad de préstamo no recibe impulso alguno. En general, este sigue siendo el caso, pero hemos visto ciertos movimientos en este ámbito. El presidente de la Asociación Alemana de Cajas de Ahorros, Georg Fahrenschon, ha declarado que «la era de gestión de cuentas gratuita ha terminado», y que los clientes comerciales pagarán «tipos de interés de penalización». No obstante, los tipos aplicados a particulares permanecerán (de momento) inalterados. Las cajas de ahorros alemanas (Sparkassen) están financiadas en un 74% por depósitos no IFM (fuente: FAZ). En España, el periódico Cinco Días publicó que los bancos están cobrando un interés del 0,3% a los depósitos de grandes compañías.
  1. El consejero delegado de UBS, Sergio Ermotti, ha afirmado que el entorno de tipos negativos lleva al conjunto de su industria a hacerse la siguiente pregunta: «¿Queremos realmente seguir captando activos de clientes cuando esto le cuesta dinero al banco, y cuando tenemos que respaldar los activos líquidos con una cantidad desmesurada de capital?». Ermotti también dijo que la entidad había elevado algunos tipos de préstamo como resultado del coste de los tipos de depósito negativos (Fuente: WBP online).
  1. Los bancos centrales de la eurozona han ganado millones de euros en depósitos por los que previamente habrían pagado intereses. Según el Financial Times, por ejemplo, «el Banco Central de Irlanda ganó 28,5 millones en depósitos de entidades gubernamentales y de crédito». En el caso de los bancos centrales europeos más grandes, cabe asumir que esta cifra será mucho mayor (fuente: FT a través de Torben Hendricks).
  1. El blog siempre interesante del Banco de Inglaterra, The Bank Underground, ha escrito sobre el impacto de los tipos de interés negativos en el mercado de derivados. La herramienta estándar para asignar precios a las opciones sobre tipos de interés, el modelo SABR, asume que los tipos no pueden bajar de cero. Fischer Black, que ayudó a desarrollar el pensamiento sobre la determinación de precios de las opciones, había dicho que «el tipo nominal a corto plazo no puede ser negativo». Las modificaciones del modelo, necesarias desde que el precio del dinero entró en territorio negativo, implican mayores niveles de incertidumbre en los resultados, y por consiguiente, mayores costes de cobertura. La necesidad de cubrir algunos de estos riesgos –y de otros resultantes de la venta histórica de títulos estructurados– podrían haber incrementado la demanda de bonos físicos, y por consiguiente, empujado más si cabe sus rentabilidades (TIR) a la baja y elevado simultáneamente la volatilidad de sus precios.
  1. El ministerio de finanzas de Japón está imprimiendo más billetes de 10.000 yenes, su máxima denominación, para satisfacer la demanda. La producción aumentará desde el nivel típico de 1.050 millones de billetes al año hasta los 1.230 millones. Se cree que el volumen de dinero en efectivo que la gente guarda en sus hogares ha aumentado un 14% en el pasado año. Esto puede obedecer, en parte, a los tipos de interés negativos, pero también podría deberse a la introducción de un nuevo régimen de número de identificación («Mi Número»), que combina NIF y seguridad social. (Fuente: Japan Times)
  1. He aquí un vínculo a la documentación de una conferencia celebrada en 2015 por el Centro de Investigación sobre Política Económica (CEPR). La conferencia se tituló «La eliminación del límite cero de los tipos de interés», y el material no solo incluye los debates económicos, sino también discusiones de las implicaciones para los sistemas jurídicos y de pago.
  1. Este vínculo de 2012, del blog del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, Liberty Street Economics, da en el clavo. Entre otros «trastornos» que podrían surgir en entornos de tipos negativos, sugiere que las grandes corporaciones incapaces de mantener físicamente suficiente liquidez como para permitirles retirarla de los sistemas bancarios, podrían innovar en el ámbito financiero. A modo de ejemplo, mencionan un banco especial, con una cámara acorazada llena de dinero físico, que emitiría cheques que representan una parte de dicha liquidez. A un nivel determinado de tipos negativos, este vehículo específico pasa a ser capaz de cobrar una comisión: a las compañías les resulta atractivo poseer un cómodo cheque, respaldado por dinero en efectivo guardado en un lugar seguro, en lugar de mantener su dinero en el sistema bancario tradicional. También sugieren que la gente podría dejar de ingresar cheques: incluso si uno intenta pagar a alguien pronto, podría encontrarse con que no puede deshacerse de su dinero en efectivo. En su excelente conclusión, la Fed afirma que «si los tipos pasan a ser negativos, podríamos ser testigos de una explosión memorable de innovación financiera, quizá beneficiosa a nivel individual, pero socialmente improductiva».

Si detectan más casos de comportamiento inusual en la economía o en los mercados debidos a los tipos negativos, o topan con vínculos a estudios académicos interesantes sobre el tema, no duden en publicarlos en la sección de comentarios de esta entrada del blog.

Comentar el artículo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *