Sobre este blog

“Antes pensaba que si existiera la reencarnación, me gustaría reencarnarme en el presidente o el Papa o en un jugador de béisbol con media de 400. Pero ahora me gustaría convertirme en el mercado de renta fija. Podría intimidar a todo el mundo.”James Carville, asesor de la administración Clinton, 1993 

Cuando comenzamos el blog Bond Vigilantes a finales de 2006, el mundo tenía un aspecto bastante diferente – incluso el término “bond vigilantes” había caído en desuso. En nuestro primer par de meses como blogueros, escribíamos sobre los primeros síntomas de debilidad en el mercado de la vivienda de Chicago, nuestros temores por la agresiva política de préstamos por parte de los bancos del Reino Unido, y las noticias acerca del sobrecargado mercado de CDO. Pero todavía era un mundo en el que los Bancos Centrales habían “ganado” la guerra de la inflación, tras dos décadas de dura batalla, donde el término “crisis de deuda soberana” se utilizaba solamente en relación con mercados emergentes, y donde Lehman Brothers y Bear Stearns estaban en la cima del listado de los bancos globales de inversión.

Hoy día, estamos saliendo lentamente de la mayor recesión desde la Gran Depresión de la década de 1930. Los tipos de interés están anclados en torno a mínimos récord, los bancos centrales se han dedicado a imprimir dinero y rescatar compañías privadas, y el sector bancario sigue en la lista de críticos. Nos preocupa la solvencia de los gobiernos occidentales, incluso los mayores y más fuertes – y algunos, como Irlanda y Grecia sólo han evitado la suspensión de pagos gracias a préstamos del FMI y la UE. Pero a pesar de los altos niveles de desempleo y las fábricas vacías, la inflación vuelve a ser protagonista. No como consecuencia de que los consumidores demanden más productos (por lo menos en las economías desarrolladas), sino impulsados por las subidas de los precios en los mercados de materias primas globales. A medida que la población de los mercados emergentes crece, y se hace más rica, la energía y los alimentos se han convertido en un problema.

Mientras, las población siente esta escasez en dos direcciones – crecimiento de ingresos mediocre y precios de los productos más altos – autoproclamarse “bond vigilante” es algo incómodo. ¿Es verdad que los mercados deberían tener el poder sobre el que hablaba James Carville en la famosa cita que aparece al comienzo de esta página? ¿Vale más una calificación crediticia AAA que un millón de empleos? ¿Estabilizar la inflación es más importante que el crecimiento? O deberíamos preguntarnos, como los soldados en este video de Mitchell & Webb, “¿somos nosotros los malos?”.

Pero también deberíamos recordar los costes de los altos niveles de inflación (en su extremo, en la Alemania de Weimar o en Zimbabwe) o el impago de deuda (América Latina en los años 80) y darnos cuenta de que no existe un vínculo directo entre el crédito rampante o la impresión de dinero y una población feliz. Podemos discutir sin embargo si el momento de la austeridad fiscal o del endurecimiento monetario es el adecuado – y lo hacemos a menudo, incluso dentro de nuestro equipo.

Por eso está aquí este blog, para que compartamos nuestros puntos de vista sobre las cuestiones que afectan a los inversores de renta fija – inflación, tipos de interés y economía global – y también hablar sobre los propios mercados de renta fija. A lo largo de los últimos años, hemos escrito en el blog sobre el valor de los bonos high yield, las perspectivas de la deuda de los mercados emergentes, y los nuevos pasos en los mercados de bonos ligados a la inflación. También nos aseguramos de que usted conozca nuestras opiniones sobre los mercados tradicionales de bonos corporativos con grado de inversión– ser un buen bond vigilante también debe consistir en identificar las tendencias de deterioro en el comportamiento corporativo, así como las del comportamiento de los gobiernos.

Por favor, póngase en contacto con nosotros si existe algún tema en particular que le gustaría que tratásemos . Gestionar el dinero para nuestros inversores siempre será nuestra prioridad, por eso puede que no respondamos inmediatamente, pero ha sido estupendo escuchar los puntos de vista de nuestros lectores, ¡incluyendo los tremendamente sinceros y directos! Sólo en una semana me acusaron de ser un defensor del Tea Party de Estados Unidos, y de ser miembro de una célula dormida del marxismo.

Por eso les agradezco su apoyo a este blog, y esperamos que les guste la nueva imagen y espíritu – y esperemos que los mercados de renta fija sigan resultando interesantes, aunque no demasiado.

Jim Leaviss
Director del Departamento de Renta Fija Minorista
M&G Investments
bondvigilantes@mandg.co.uk